¡Palabras de aliento para todos!

“HE AQUÍ, HERENCIA DE JEHOVÁ SON LOS HIJOS; COSA DE ESTIMA EL FRUTO DEL VIENTRE. COMO SAETAS EN MANOS DEL VALIENTE SON LOS HIJOS… BIENAVENTURADO EL HOMBRE/MUJER QUE LLENÓ SU ALJABA DE ELLOS”. (Salmos 127:3-5) 

“LOS HIJOS SON CARTAS VIVAS QUE QUEDAN COMO EVIDENCIA AL FUTURO, DE QUE EL PASADO HA TENIDO CIERTO GRADO DE CONTRIBUCIÓN”.

1. LAS FLECHAS DEBEN SER ESCULPIDAS FORMADAS, MOLDEADAS Y AFILADAS:

Las flechas pasaban por todo un proceso, para poder ser utilizadas; debían ser probadas y comprobadas en su calidad, eran esculpidas a mano en madera resistente y sus puntas de acero afiladas y trabajadas hasta un acabado perfecto.

Esto equivale a invertir en la formación de nuestros hijos y no me refiero solo a lo material, lo cual no deja de ser importante, sino a que se levanten:

a) Padres valientes para formarlos en valores y moral; convertirlos en ciudadanos de bien. En una sociedad tan carente de principios, esto es imperioso.

b) Padres lo suficientemente valientes como para intervenir en el carácter de sus hijos, y enseñarles a llamar a lo malo, “malo” y a lo bueno, “bueno”.

c) Padres valientes, dispuestos a invertir tiempo con sus hijos y transmitirles ejemplos de vida. Ej. Yo les digo: “no se miente”, pero alguien llama y les digo: “dile que no estoy”; les digo: “no se maltrata a los demás”, pero ellos escuchan peleas constantes entre sus padres, les digo: “sean responsables”, pero ellos ven que por cualquier motivo yo falto a mi palabra.

En verdad, es como yo vivo y lo que yo hago y no los consejos que les doy, lo que esculpirá el carácter de mis hijos. Ellos perciben  mi mensaje de “haz lo que yo digo y no lo que yo hago” y su respuesta a este proceder es “tus hechos hablan tan alto que no me permiten oir lo que dices”.

Debemos ser coherentes en el mensaje que enviamos a nuestros hijos.

2. LAS FLECHAS DEBEN SER TRANSPORTADAS Y CARGADAS:

Los valientes transportaban aljabas que pesaban entre 70 y 120 kilos, no en balde David comparaba a los hijos con flechas.

Muchas veces, la carga es extremadamente pesada, sobre todo cuando hay un solo valiente en la casa para cargarlas (por ejemplo, una madre sola para llevar todo el peso del hogar). Ej. La mamá de San Agustín fue una mujer que, por mucho tiempo, debió cargar el peso de un hijo borracho, vividor, mujeriego e irresponsable. Un día, ella fue a hablar con el sacerdote y él le dio unas sabias palabras: “¡Mujer, no puede perderse el hijo de tantas lágrimas!”.

Nuestros hijos necesitan de nosotros, necesitan saber que los amamos y oramos por ellos, pase lo que pase.

Habrá veces en las que tendremos que cargar con vergüenza por cosas que han hecho y nos dejan mal, o también habrán veces en las que cargaremos con sus fracasos y sus dolores.

Los padres tenemos un don especial dado por Dios que es el don de los abrazos.

Tal vez no podremos ahorrarle todas las experiencias dolorosas que les deparará la vida, pero en esos momentos podemos ABRAZARLOS y decirles: “Estoy a tu lado, ¡puedes contar conmigo para ayudarte a llevar tu dolor hijo mío!”.

Cargarlos es amarlos y darle la seguridad de que son sostenidos por los seres que más los aman en esta vida; es darles un sustento, una base en la vida, y esto generará personas tremendamente estables y capaces de llevar adelante grandes proyectos y alcanzarlos, porque han sido criados con una estructura emocional que los sostendrá y mantendrá seguros por el resto de sus vidas.

3. LAS FLECHAS DEBEN SER SOLTADAS Y LANZADAS:

Nunca olvidemos que nuestros hijos no son nuestros hijos.

El escritor Libanés Gibran Khalil Gibran, escribió en su Libro “El profeta”:

“Y una mujer que llevaba un niño apretado contra su pecho dijo:

Háblanos de los niños.

Y el profeta dijo: Nuestros hijos no son nuestros hijos.

Son hijos e hijas de las ansias de la vida por perpetuarse.

Llegan a través de nosotros, más no son realmente nuestros.

Y aunque están con nosotros no nos pertenecen.

Podemos darles nuestro amor, pero no nuestros pensamientos,

porque ellos tienen sus propios pensamientos.

Podemos albergar sus cuerpos, pero no sus almas,

porque ellos viven en la mansión del mañana,

que nosotros no podemos visitar ni aún en sueños.

Podemos, si mucho, parecernos a ellos, pero no tratemos

de hacerlos semejantes a nosotros.

Porque la vida no retrocede ni se estanca en el ayer.

Somos los arcos para que nuestros hijos, flechas vivientes,

se lancen al espacio. El arquero ve la marca en lo infinito,

Y es él quien los doblega con su poder, para que sus flechas

partan veloces a la lejanía.

Que el doblegamiento en manos del

arquero sea nuestra alegría; porque Aquel que ama a la flecha que vuela,

también ama el arco que permanece.

La pregunta que debe quedar en mi mente es ¿Dónde están mis flechas? Y si tus flechas aún no han sido lanzadas, asegúrate de dar en el blanco correcto.

Debemos orar por las flechas de esta generación; aquellas que han sido lanzadas a las calles o las drogas, a la delincuencia. Flechas que se rompieron en la misma aljaba del valiente, y fueron golpeados en sus mismos hogares, pero para esta tarea tan alta y noble, que es la de ser Padres, nosotros contamos con el mejor de los Maestros que es “Jesús”.

El te ama tanto a Ti, como a ese bebé que está creciendo dentro del  vientre, o a los hijos que Él te dio. Él te conoce tanto como lo conoce a él. (Salmo139:13-17). Él sabía todo lo que necesitabas antes de que nacieras, como lo sabe de cada uno de nosotros, de cada uno de nuestros hijos.

Él sabe si fuimos flechas bien dirigidas o no, y Él tiene el poder de restaurarnos y volvernos a lanzar para nuestro destino perfecto y darnos sabiduría para lanzar nuestras propias flechas (nuestros hijos) en la dirección correcta.

Recuerda siempre:

“La sabiduría de Dios jamás faltará, a los padres que la buscan y anhelan con todo el corazón”.

Aquí también les dejo una publicidad, que los hará reflexionar sobre nuestro tema de hoy. Espero que les guste:



About these ads

Comentarios en: "FLECHAS EN MANOS DEL VALIENTE" (4)

  1. Gladys Cardozo dijo:

    Es dificil reconocer que “mis hijos, no son mis hijos; ellos deben volar; debo soltarlos”. El instinto natural de los padres es ser como las gallinas, potegerlos siempre bajo nuestras alas; que no se hieran, que no fracasen, que salgan rectos segun nuestros principios. Pero.. el Señor nos enseña que ellos son como las aguilas; que deben volar alto; que deben herirse para renovar sus picos y plumas; y ellos repetirán lo que alguna vez nosotros hicimos “Salir de debajo de las alas de mamá”; y muchas veces no querrán oir nuestros consejos, y tropiezan,lloran, sufren, cosas que nosotros hubieramos querido evitar pero no podemos.Entonces nuestra oración, nuestra bendicion nuestros brazos serán los recursos que Dios proveerá para abrigarlos, para sostenerlos, para ayudarlos a levantarse nuevamente; y el Señor mismo, alli donde nuestros brazos no los alcanzan, estará El para cuidarlos. “Yo salvaré a tus hijos..” Is.49:25.- Amén. Gracias Ptra. TQM!!

  2. MONICA RIVAS DE TALAVERA dijo:

    Uhhhhffff que fuerte es todo, la Devocional esta de pelos!!!! como dice mi nena, a Adoracion ni que decir y el Comercial muy ilustrativo, gracias Pastora!!!! sos una gran bendicion para mi vida. TQM.

  3. silvana macarena Escobar dijo:

    Pastora te confieso que llore mucho al leer este devocional pues no he sembrado en mis hijos buenos ejemplos ni buen testimonio pero me he arrepentido de todo y he comenzado a sembrar buen testimonio … se que DIOS tiene planes y propositos con cada uno de mis hijos tanto con mis hijos carnales como cn mis hijas Espirituales… gracias fui ministrada tremendamente!!!

  4. Que marabilloso es el señor nuestro Dios.que distinto seria todo si buscaremos a Dios como el oro, el es la sabiduiria. Dios gracias por esta enseñanzay ayudame a ser el arco en mi hogar en el campo de batalla….gracias…….

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 606 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: